Compartir

La Fundación Manuel García-Pelayo

JESÚS E. MAZZEI ALFONZO |  EL UNIVERSAL
jueves 7 de marzo de 2013  12:00 AM
 Al  tiempo que la Fundación Manuel García-Pelayo existe y se desarrolla en Venezuela y se está constituyendo y organizando en España, como Fundación Internacional Manuel García-Pelayo. Según el modelo español, funciona bajo la figura y organización de un Patronato, órgano directivo imaginado y previsto para atender a su gobierno, administración y funcionamiento. Es su Presidente  Fundadora Graciela Soriano de García-Pelayo, a quien igualmente acompañan tres tipos de colaboradores: Patronos Fundadores, Patronos exoficio y patronos electos. Esta distinguida institución académica, organizada con el fin de mantener vivo la obra y pensamiento de ese gran intelectual y pensador -como él decía- de "ambos hemisferios" que fue Manuel García-Pelayo se propone proyectarlo más allá de las fronteras de España y Venezuela, en el resto de Europa y las Américas. Cuenta entre sus miembros a los distinguidos juristas y politólogos Francisco Rubio Llorente, Nicolás Segura Serrano, Manuel Aragón Reyes, Joaquín Abellán García, Benigno Pendás y Lucio García Fernández.  Desde su Patronato buscará trabajar en propósitos editoriales que contemplen la proyección de los resultados a través de publicaciones relativas a las 5 áreas de estudio que ocuparon la reflexión de García-Pelayo, a saber: Historia y Teoría Política, Antropología Histórica-Política, Constitucional, Filosofía Jurídico-Política, Teoría del Estado, Historia y Teoría Social.

  Su labor pretende realizarse a través de actividades como seminarios, simposios, jornadas, cursos, presentaciones, todo dentro de un amplio campo que busca -en mi opinión- conservar y fomentar un óptimo espectro de discusión académica. Todo ello sin olvidar la importancia de resguardar y organizar sus escritos inéditos, junto a la valiosa Biblioteca del maestro, repartida entre España y Venezuela, cuya sección española acaba de ser donada al Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, de Madrid. Así, esta sección española podrá en breve ser objeto de consulta por los interesados en los temas e interés del Maestro.

  Deseo recordar para las nuevas generaciones de politólogos y juristas, qué significo García-Pelayo para la UCV y para el país, tanto más, porque visto en perspectiva revela propiamente lo mucho que aportó a la edificación de las sólidas bases que dotó al Instituto de Estudios Políticos y al esmero y claridad que aportó a la comisión que creó la Escuela de Estudios Políticos y Administrativos que este año arriba a los 40 años de creada de mi alma mater. Dejó -a fin de cuentas- una importante huella en el desarrollo académico del tema político en la universidad venezolana.

Don Manuel García Pelayo, -entre muy pocos académicos de su tiempo-,  fue un intelectual completo, irradió un haz sólido de conocimientos, manejo de categorías analíticas y de actualización permanente. De su autobiografía intelectual recojo algunos datos interesantes para compartirlos con ustedes. Estudia Derecho en la Universidad Central de Madrid, donde en el año de 1934 obtendrá su título de Doctor. En el año de 1947 colabora en el Instituto de Estudios Políticos en Madrid y organiza cursos y seminarios de Ciencia Política, Sociología. En 1945 publica su primera obra magna El Imperio Británico, y en 1950 publica la más conocida y divulgada El Derecho Constitucional Comparado, se exilia voluntariamente a la Argentina trabaja en la empresa privada y dicta algunos cursos en la Universidad de Buenos Aires. Posteriormente, se traslada a Puerto Rico donde imparte cursos en la Facultad de Ciencias Sociales en la Universidad de Puerto Rico. Llega a Venezuela, en 1958, -a mi modo de ver- realiza su mayor y más fructífera producción intelectual, y funda -evocando quizás- un nombre muy querido funda el Instituto de Estudios Políticos que bajo su égida vivirá una época de oro. Hoy el Instituto busca crecer, adaptándose a los nuevos tiempos con generaciones de nuevos politólogos que tendrán la responsabilidad no solo de mantener vivo el impulso intelectual y vital que García-Pelayo dejó, sino continuar su obra y legado.

Por razones de espacio solo mencionaré y comentaré, alguna de las obras de García-Pelayo que provocaron en mí profundo impacto intelectual y que siempre son motivo de constante consulta de mi parte: Los Mitos políticos, Derecho Constitucional Comparado, Idea de la Política, Auctoritas, Burocracia y Tecnocracia, Las Transformaciones del Estado Contemporáneo, Las Funciones de los Parlamentos Bicamerales, Ciencia Política: Introducción elemental a la Teoría General de Sistemas y finalmente, Del Mito y de la Razón en la Historia del pensamiento político.

  Es de esperar que su legado siga vivo, en su querida Alma Mater y en sus discípulos. Honremos pues siempre su obra. Felicitemos, pues, a la Fundación Internacional Manuel García-Pelayo en esta nueva etapa y a mi querida profesora y maestra, Graciela Soriano y a su eficiente equipo.

jesus.mazzei@abordo.com.br


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar