Compartir

La seguridad jurídica

RICARDO COMBELLAS |  EL UNIVERSAL
martes 21 de mayo de 2013  12:00 AM
El Estado de Derecho, indisolublemente enlazado en la época actual a sus cualidades social y democrática como Estado social y democrático de derecho, tiene como uno de sus sustratos valorativos a la seguridad jurídica, gracias a la cual se protegen los derechos humanos, el derecho adquiere certeza (el saber a qué atenerse), y en definitiva se viabiliza un orden civilizado de convivencia. En efecto, como lo ha puntualizado Elías Díaz: "Cuando el Estado desconoce y desprecia su propio derecho, surge la arbitrariedad y se instaura la total inseguridad para individuos y sociedad. La existencia de un coherente ordenamiento jurídico, tarea principal del Poder Legislativo, y su realización por los órganos ejecutivos y judiciales competentes constituye, en verdad, el presupuesto de base para la seguridad jurídica".

La seguridad jurídica atañe a la Asamblea Legislativa en la aprobación de una legislación pertinente, así como en la pureza de la técnica legislativa y en la evaluación de los costos y beneficios de los proyectos de ley; atañe al Gobierno, en la medida en que se ejecuta el programa constitucional y legal, se respetan los compromisos contractuales asumidos, se protegen los derechos humanos, se reglamentan las leyes, cuidando de no alterar su espíritu, propósito y razón, y se ordena una Administración Pública sujeta al principio de la legalidad; y atañe a la rama judicial cuando se garantiza la independencia de los jueces, su calidad ética y jurídica, la elaboración de una jurisprudencia uniforme y coherente, como se procura una justicia accesible, oportuna e imparcial para todos los ciudadanos.

En suma, la seguridad jurídica no puede desatenderse, separarse, de los otros dos valores capitales del derecho, la justicia y el bien común, so pena de convertirse en un valor de base exclusivamente positivista y de orientación conservadora del status quo político y social.  
                                                                                                                                                                                                            
El régimen actual adolece de graves déficit en materia de seguridad jurídica, con el cuento de que vivimos un "proceso revolucionario", que por lo demás justifica todo tipo de desmanes contra el imperio de la ley. Parafraseando a Simone Weil, el culto a la revolución es el verdadero opio del pueblo, siendo que sus consecuencias las pagamos con creces en todos los órdenes de nuestra vida. El rescate del Estado de derecho, tarea pendiente por la cual lucha la oposición democrática, pasa por jerarquizar en su justa dimensión la seguridad jurídica, valor del derecho y requisito ineludible para el alcance de la fuerza normativa de nuestra golpeada Constitución.

ricardojcombellas@gmail.com


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por Hector Molina
21.05.2013
12:28 AM
Sr Nicolás , a través de su canciller, por favor solucionen a los muchos Venezolanos que estamos aquí en Brasil esperando se reanude el proceso de CIE de Mercosur. En mi caso, tengo 10 meses esperando por la decisión de parte de Venezuela (costeando mis propios gastos). El Gobierno Brasileiro, solo espera la respuesta de parte de Uds......Hasta cuando tanto Bla Bla.... Por qué todos los países aprobaron ese acuerdo y Venezuela aún nó.....??????????????. Chico, ponte a trabajar y solucionar los problemas de los Venezolanos, como lo hacen los otros países con sus ciudadanos...!!!!
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar